Paisajes de otoño: Sierra del Catllaràs

Al norte del Berguedà se pueden encontrar bosques especialmente bonitos hacia finales de año

Seguimos descubriendo algunos de los paisajes más bonitos de Cataluña durante los meses de otoño . Unos lugares que, si se visitan este año, hay que tener en cuenta las limitaciones y restricciones vigentes para contener el coronavirus, además de tener presente que hay que preservar el entorno natural.

Hoy nos trasladamos hasta la comarca del Berguedà, en la zona norte, donde se encuentran los espesos bosques de la sierra de Catllaràs. Bosques con ejemplares de encinas, robles, pino rojo y hayas que hacen que resulten especialmente atractivos los últimos meses del año.

El macizo del Catllaràs se levanta hasta más allá de los 1.700 metros y está dominado por densos bosques que ofrecen un refugio ideal para el ciervo. Un macizo situado a caballo del manto del Pedraforca y el manto de Vallfogona, al alto Berguedano y al sur de la sierra del Cadí-Moixeró. Se eleva hasta los 1.765 metros de altura a la cumbre del Pedró, y destacan también la cabeza de la Baga Alta (1.759 metros), la cabeza de la Baga de Fontanals (1.743 metros) y el roc de la Clusa (1.730 metros).

De entre las múltiples opciones a descubrir, destaca el hayedo de las Espinedes, donde se pueden apreciar árboles centenarios de más de 30 metros de altura. Un espacio para descubrir con diferentes itinerarios a pie o en bicicleta, y que harán las delicias de los visitantes. Y es que a pesar de ser un lugar de difícil acceso en general, es bastante apreciado por los senderistas, que disponen de rutas para descubrirlo, como los senders GR 4 y GR 241 que lo atraviesan.

 

Tomáis nota cuando sea posible, porque no tiene pérdida!

Més informació
 
Destacamos