Montblanc nos gusta!

La capital de la Conca de Barberà tiene unos de los cascos antiguos más importantes de Cataluña

En la comarca de la Conca de Barberà encontramos el municipio de Montblanc , que es la capital. Con una población de unos 8.000 habitantes, es el municipio más grande de la comarca, ostentando el título de Villa Ducal desde 1387, y con el casco antiguo declarado Conjunto Monumental y Artístico el 1947.

Destaca también el conjunto de pinturas rupestres que se encuentran al término municipal, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 1998.

El término municipal está delimitado por la sierra de Miramar y las Montañas de Prades. El municipio de Montblanc comprende, aparte la villa de Montblanc, ninguno del término, los agregados de Lilla, Rojales, Prenafeta, la Guardia de los Prados y el Pinetell (o Pinetell de Rojales), las caseries de Rojalons, la Barceloneta, la Bartra y los Cogullons, y también varias urbanizaciones.

 

Montblanc, a la Conca de Barberà

Montblanc, en la Cuenca de Barberà

Qué descubrir

La villa de Montblanc destaca, entre otras cosas, por haber sido declarada Conjunto Monumental y Artístico el 1947. Es, así, una villa medieval de referencia por el número de edificios conservados de este periodo (siglos XIII y XIV). Sobresale el vallado amurallado que rodea todo el núcleo histórico. Las obras se pueden agrupar en construcciones de arquitectura religiosa y civil, sea privada o pública, con palacios y casales significativos.

Destaca la iglesia de Santa Maria la Mayor, conocida como la Catedral de la Montaña, y que resta inacabada debido a la epidemia de la Peste Negra. Este es el edificio más representativo de la villa.

 

Es remarcable también el Recinto amurallado, que fue construido en tiempo del rey Pere el Ceremonioso, a partir del año 1366. Tiene un perímetro de 1.500 m con los portales de St. Francesc -derrocado-, el de Sant Jordi, el de Sant Antoni -reconstruido-, el de Bové y del Castlà; los portalets de St. Marçal y del Foradot; y 28 torres. Centrándonos en el núcleo histórico, destacan varios casales, como por ejemplo la casa señorial del Palacio Real, los Palacios de los Josa, de los Castellví, de los Alenyà y del Castlà; o el Casal de los Desclergue y la Casa de la Villa.

Además, hay diferentes museos que ayudan el visitante a conocer mejor la historia y el patrimonio de Montblanc. Así, se puede visitar el Museo Comarcal de la Conca de Barberà, un conjunto arquitectónico formato por dos molinos fariners de época medieval. Hay también los museos de arte Frederic Marés y Palau Ferré, el Museo Molins de la Villa y el Museo de Historia Natural, además del Centro de Interpretación de Arte Rupestre de las Montañas de Prades y el Archivo Histórico Comarcal de la Conca de Barberà.

 
Destacamos