De Isona a Siall, la Rua y Bóixols

Ruta en bicicleta por las sierras calcáreas que separan el sur del Pallars Jussà del Alt Urgell

Palau Robert recomienda esta ruta: De Isona a Siall, la Rua y Bóixols.

Magnífico recorrido en BTT por la Conca Dellà , por las sierras calcáreas que separan el sur del Pallars Jussà del Alt Urgell, un paisaje singular y espectacular, de fuerte personalidad, con largas cingleres, agujas y espadats que sobresalen de las matas de bosque y de los cultivos. La visita del villorio abandonado de la Rua es impagable. La ruta fue pensada para ser hecha a pie y en BTT. Aquí se describe el itinerario en la modalidad de bicicleta.

Ruta señalizada parcialmente.

La Rua. FOTO: Catalunya-Palau Robert

La Rua. FOTO: Cataluña-Palau Robert

 

El punto de salida es al cruce de la carretera L-511, que va de Isona a Coll de Nargó, justo en el punto quilométrico 3,25, allá dónde, en dirección norte, nace la pista asfaltada hacia Abella de la Conca y, en dirección sur, la pista que lleva a la ermita de la Posa. Si se dispone de tiempo, se puede llegar en bicicleta haciendo una tranquila y suave subida desde Isona (esto aumentará el recorrido total en 6,50 km y 115 m de desnivel).

  • 0,00 km (785 m). Se sale del cruce mencionat, donde hay el primer palo indicador, cerca del yacimiento de huellas de dinosaurio y del santuario de la Pone. Se toma la carretera asfaltada en dirección a Coll de Nargó.
  • 0,80 km (830 m). Just junto al molló del km 4 de la carretera se encuentra un segundo indicador que dirige los excursionistas que van a pie al barranco de la Colomera. Este camino es un corriol que desciende hasta el barranco y sube de derecho hasta el pueblo de Siall, solamente apto para ciclistas en buena forma. Si se prefiere algo más de calma, hay que continuar por la carretera hasta encontrar, en el km 5,4, una pista señalizada a mano derecha con el nombre del pueblo de Siall. Si se decide, pero, seguir el corriol, hay que bajar a pie con la bicicleta al lado por un terreno muy derecho que después se suaviza. Se va siguiendo el caminet, se cruza el fondo del torrente, normalmente seco (km 1,15, 812 m) y se remonta el vertiente E del barranco. El camino se dirige a la E y va ganando altura. Más adelante se hace ancho y acontece una pista que sube hasta llegar al lomo de la montaña.
  • 2,50 km (998 m). Se desemboca a una pista que viene de la derecha. Se continúa adelante, hacia la E, y se sale a la carretera de acceso a Siall (km 2,60, 1002 m; por aquí se vendrá si se ha ido por la carretera L-511): hay que seguirla hacia la derecha (S y después E) hasta Siall. Al sur se tiene a la vista la panorámica de las rocas rojizas de Benavent, el cuello de Comiols, la sierra del Montsec y, ante nuestro, a la cumbre de un cerro, el castillo de Llordà.
  • 3,83 km (1.100 m). Siall. Hay que continuar en dirección NE teniendo las casas a la izquierda. Al salir de Siall podemos avituallar-nos de agua a la fuente del pueblo. Hace falta sube recto hacia el bosque. Al primero tumbando se encuentra un depósito de agua para la extinción de incendios y, a continuación (km 3,94), hay una bifurcación: se prosigue recto, se cruza una pista y, siguiendo hacia la E y, después, al NE, el trayecto se adentra al bosque de Isona. De vez en cuando, a la izquierda y entre los árboles, aparece majestuosa la sierra de Sillar. La subida continuada sorprenderá con un cambio repentino de vegetación: el hayedo de Isona. Se continúa remontando por el camino hasta el cuello de Espina y hace falta Corto.
  • 7,30 km (1.267 m). Al cuello de Espina se encuentra el cortijo de cal Curt, situado entre campos de cultivo. A la derecha hay el bosque del Cimadal; enfrente Pera-rua, las Colladetes y el tozal de la Devesa; a la izquierda, las rocas de Bóixols y, entre estas, de lejos, la sierra del Cadí.
  • 7,48 km (1.265 m). Se sigue por la misma pista hasta llegar a una bifurcación (indicador). Por la derecha la pista trae al pueblo deshabitado del Desfile, merecedor de una visita, puesto que se encuentra en un lugar sorpresivo, de gran belleza y soledad. Se toma a la derecha (E), pues, esta pista que, después de poco, baja decididamente. Al km 8,60 sorprende un pequeño bosque de hayas a cobijo del obaga de la zanja del cuello de Espina. Un kilómetro después la pista hace una doble giragonsa, pasa por el lado de dos masías en ruinas y se sitúa sobre el Desfile.
  • Algo más adelante (km 9,70) hay que dejar la pista principal y coger, a la izquierda (N), el acceso a la Rua, donde se llega al km 10 del recorrido (1.060 m). El paisaje y el lugar son espectaculares. Se vuelve al cuello de Espina, donde se llega al km 12,50. Ahora se toma el desvío de la derecha (N) hacia el cuello de Faidella (1.250 m). Al km 13,25, pasado un camino que dirige a unos campos, se separan los itinerarios a pie y en bicicleta. Hay que continuar recto (N) en subida por la pista principal.
  • 14,10 km (1.232 m). Cuello de Faidella. Se vuelve a recuperar la carretera L-511 a la derecha, en dirección a Coll de Nargó. La carretera se adentra en el valle del río Pujals, el cual, más abajo, al encontrarse con el de las Colladetes, formarán el río Rialb. Delante, al norte, se levantan los impresionantes espadats calcáreos de la sierra de Carrànima, que la carretera bordea. Poco a poco aparecen las rocas de Bóixols cerrando el valle y formando un estrecho. A mano derecha baja una pista en zigzag hasta el río. Al inicio de este camino se pueden ver, en nuestra vertiente y a la derecha, hace falta Miquel de la Borde, el molino del Penacho ante sede y, más a la izquierda, hace falta Penacho.
  • 18,70 km (1.150 m). Se llega a Bóixols, pequeña población al pie de una elevación donde se encuentran los restos de un castillo. Se sale de Bóixols por el lado de la fuente que hay a la carretera y se toma en dirección N una pista forestal muy ancha que pasa por el lado de la escuela del pueblo y, más adelante, deja a la izquierda un depósito de agua y un desvío a la derecha que lleva a can Cerdà (km 19,41, 1.208 m). La ruta continúa ensartándose hacia el N hasta el km 20 (1.268 m), en que hay un cruce de caminos que traen a unas cuántas masías y granjas, a la derecha, y al cruce de Carrànima, a la izquierda. Se toma esta última opción. La pista va girando a la O y al SO, se dejan dos desvíos más a la derecha y, después de pasar por el lado de una pequeña ladra restaurada, llega al cruce donde se coincide con el itinerario a pie. Antes del cuello hay una bifurcación: se continúa por la izquierda y ya se es a la collada de la Sierra del Pino.
  • 21,90 km (1.303 m). Collada de la Sierra del Pi, bifurcación de pistas. En este punto los recurridos a pie y en bicicleta coinciden. Desde la collada se puede disfrutar de una buena vista: el agujero de Bóixols y el pueblo de lejos; detrás suyo, el obaga de los Castellanos y el pico de Setcomelles (1.518 m) y, alrededor, la sierra de Sillar, que muere al cuello de cal Trumfo para volverse a levantar con la roca de Monteguida. Bajo el cuello y a ponente se abre el valle del ríe Abeja, donde destacan las construcciones de la Torre de Eroles.
  • Hay que continuar hacia el S tomando la pista de la derecha (SO). Se inicia el descenso por una pista forestal que se esconde entre los bosques. Al km 22,50 (1.252 m) se deja una desviación a la izquierda. Inmediatamente después (km 22,64) hay otra bifurcación: los dos desvíos hacen hacia el mismo punto; se toma el de la izquierda, que está en mejor estado. Después se encuentran dos caminos que marchan hacia el barranco y que no tenemos que tomar (el primero trae a cal Manel, y el segundo a unos campos y a tres masías más). Se continúa bajando siguiendo siempre la pista principal.
  • El bosque vuelve a abrirse cuando se encuentran unas paredes calcáreas, que se cierran de manera imponente para dejar al agua. Se pasa este estrecho, el agujero de Abeja, conocido como el Foradot (km 27,48, 944 m). Se vuelve a ganar un poco de altura hasta llegar a una fuente con bebedero, un mirador del pueblo de Abella de la Conca, de las rocas de Abeja y de la Conca Dellà.
  • Se sigue por la pista forestal hasta desembocar al camino de unos campos de cultivo de cereales y almendros. Se continúa de bajada por la derecha, se pasa por el lado de un cortijo con una iglesia de nueva construcción. Hace falta no dejar la pista; después de una curva muy marcada (km 30,70, 757 m) se es la carretera de acceso en Abella de la Conca. Se toma la carretera hacia la izquierda (O), se hace una corta subida y se reencuentra el cruce de la Pone.
  • 33,15 km (785 m). Cruce de la Posa. Fin del itinerario.

Durante el recorrido hay que parar cuenta a la posible presencia de los grandes rapinyaires, están frecuentes los buitres, menos los aufranys y, cerca de la sierra de Sillar, es posible ver el mítico trencalòs. En cuanto a la vegetación, hay que remarcar la relevancia del hayedo del bosque de Isona.

Pero el aspecto más destacable lo constituye el espectacular e imponente manifestación de los fenómenos geológicos que han hecho de la zona uno de los puntos más estudiados de la orografía peninsular. Se puede complementar la estancia con la visita al Museo de la Conca Dellà de Isona.

Más información

Serra de Carrpanima. FOTO: Catalunya-Palau Robert

Sierra de Carrpanima. FOTO: Cataluña-Palau Robert

CONSEJOS

• Respetar siempre el entorno

Un papel tirado en la montaña tardará unos tres meses a biodegradar-se, una lata unos 10 años, los plásticos entre 100 y 1.000 años, y el vidrio unos 4.000 años. Por lo tanto, endú-té tu basura en casa y no tires nunca nada, la natura no quiere ningún residuo tuyo!

• Planificar la salida

Prepara la excursión, documéntate e infórmate. Ah!, y antes de hacer la salida, comunica tus intenciones a algún conocido o familiar, de este modo hay alguien que sabe tu recorrido.

• Ir con compañía

Siempre es más recomendable ir de excursión acompañado para no sufrir un accidente solo y tener apoyo. Entre la pandilla, hace falta que adaptáis la salida a vuestras posibilidades.

• La meteorología

Antes de salir, infórmate del tiempo, a Internet encontrarás muchos webs; te recomendamos http://meteomuntanya.cat

• El mapa y la brújula

Sí, hoy en día los aparatos son muy avanzados, pero el mapa y la brújula de toda la vida no te dejarán en la estacada por motivos de baterías...

• El material

Equípate adecuadamente, según el clima y las condiciones, pero sobre todo no olvides llevar agua, un impermeable, un pequeño botiquín, una manta térmica por si acaso y unos calcetines de repuesto.

• Convivir y disfrutar

Recuerda que la natura es un sistema ecológico que no ha desequilibrarse con tu visita, por lo tanto, no malogres nada y déjala tal como es porque el resto también podamos disfrutar.

Esta ruta y muchas más las encontraréis al fondo de rutas de Palau Robert a wikiloc.

Palau Robert depende del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña, a través de la Dirección general de Difusión.

 
Destacamos