De Arnes en Tortosa por la Vía Verde

Recorrido en bicicleta de montaña por la vertiente occidental de los Puertos

Palau Robert recomienda esta ruta: De Arnes en Tortosa por la Vía Verde.

La Vía Verde de las Tierras del Ebro atraviesa las comarcas de la Terra Alta y el Baix Ebre, entre el que fue la estación de Arnes y la ciudad de Tortosa , surcando los magníficos paisajes de la vertiente occidental de los Puertos, los engorjats del río Canaletes y la llanura fluvial del Ebro. Tiene un recorrido de 49,28 km, con la visita del santuario de la Fontcalda incluida, y, hecho en la dirección que aquí se propone, tiene un desnivel en bajada de 450 m.

El origen de la Vía Verde se basa en el aprovechamiento del antiguo trazado del ferrocarril que unía Tortosa con la Puebla de Híjar (población aragonesa de la Vale de Zafán) con un recorrido de 110 km. Las obras del ferrocarril se iniciaron el 1882, pero varias dificultades retrasaron el funcionamiento completo durante 60 años. Transportó viajeros y mercancías hasta el mes de septiembre de 1973.

El itinerario recuperado se ha adecuado a la circulación de bicicletas con el asfaltado del suelo, la señalización, la iluminación de los túneles y la instalación de protecciones. A la espectacularidad del recorrido, hay que añadir el aliciente de los 41 túneles que se atraviesan, algunos de ellos de longitud considerable (hasta 750 m) y dotados de sistemas de iluminación automática.

Tram de la Via Verda entre Arnes i Tortosa. FOTO: Catalunya - Palau Robert

Tramo de la Vía Verde entre Arnes y Tortosa. FOTO: Cataluña - Palau Robert

Ruta señalizada.

Desde el NE y centro del Principado, hay que dirigirse en Arnes por las salidas 34 o 35 de la autopista AP-7 (Reus Oeste, Reos Sur), continuar hasta Reos por la autovía T-11 (10 km) y tomar la N-420 en dirección a Falset, Móra d'Ebre y Gandesa (70 km de buena carretera). Desde el O y el S, hay que dirigirse en Gandesa a través de las carreteras C-12, de Tortosa en Lleida, y N-420. En Gandesa, desde la misma población o 6 km después por la misma N-420, se tomará la carretera TV-3531 hasta Bot, la T-334 hasta Horta de Sant Joan y la T-330 hasta Arnes (31 km).

La población de Arnes, en la comarca de la Terra Alta, está situada a 500 m de altitud en un lugar de gran belleza paisajística, abocada sobre el espectacular retablo del Parque Natural de los Puertos, donde destacan las Rocas de Benet. Paseando por su casco urbano, declarado Bien de Interés Cultural por la Generalitat de Cataluña, hay que parar atención al magnífico edificio del Ayuntamiento, de estilo renacentista, a la iglesia de Santa Magdalena, barroca, y a varias casas, arcadas, portales y rincones de fuerte aire popular y regusto medieval.

El punto de inicio de la ruta es a la antigua estación de Lledó-Arnes, situada a 5,5 km de Arnes. Se accede por una pista que sale a la derecha del km 9 de la carretera TEV-3303 -que hay que tomar al N desde la T-330 entre Horta de Sant Joan y Arnes- en dirección a Lledó. Por un corto tramo de esta pista de tierra, se accede a la estación, donde se aparcarán los vehículos. A la estación también se puede llegar en bicicleta por una pista señalizada que nace a la T-330, justo a la otra banda del desvío de acceso en Arnes (son 5 km; hay que informarse del caudal del río de Algars, que quizás habrá que atravesar arremangant-se los pantalones y descalzos).

Santuari de la Fontcalda des de la Via Verda. FOTO: Catalunya - Palau Robert

Santuario de la Fontcalda desde la Vía Verd. FOTO: Cataluña - Palau Robert

 

  • 0,00 km (428 m). Se tiene que poner el comptaquilòmetres a 0 y dirigirse hacia levante (NE) siguiendo el sólido firme asfaltado de la Vía Verde. Hasta la estación de Horta de Sant Joan, el recorrido es plano y rápido, a pesar de que ya se pasa un primer túnel largo.
  • 4,62 km (429 m). Estación de Horta de Sant Joan. La población, elevada y 1 km a mediodía, domina el entorno desde un lugar privilegiado. Tiene un magnífico y brillante patrimonio histórico y monumental, pero es especialmente conocida por el hecho que fue aquí donde Pablo Picasso, en dos de sus fructíferos regresos en Cataluña, sintetizaba los principios del cubismo en su pintura (en 1898 y 1909). De esta etapa llegó a decir: "Todo el que sé lo he aprendido a Huerta."
  • Se sigue el recorrido. Ahora, enfrente, se levanta la altiva montaña de Santa Bàrbara con el convento de Santo Salvador a los pies, otro motivo pictórico recreado por el artista universal. Se rodea la montaña, el itinerario gira hacia el NE e inicia un suave descenso que durará hasta la orilla del Ebro.
  • 13,50 km (267 m). Después de pasar siete túneles, hecho que retarda considerablemente la marcha, se llega a la estación de Bot, población agrícola que tiene el origen en un asentamiento iber. Es el único núcleo habitado directamente atravesado en la primera parte del itinerario. El recorrido describe un círculo casi cerrado para perder altura y se encaja en el valle del río Canaletes, de gran belleza. Se pasan siete túneles más y dos puentes espectaculares, la estación de Prat de Comte (18,23 km, 198 m; población situada a 4 km de la Vía) y se sale sobre el santuario y balneario de la Fontcalda.
  • 18,89 km (177 m). Santuario de la Fontcalda, perteneciendo al término municipal de Gandesa y situado a la otra banda del Canaletes en una raconada de gran belleza. Se baja por la pista y se cruza el río; justo pasado el puente, hay los surtidores de agua caliente que dan nombre al lugar.
  • La Fontcalda es actualmente un lugar de veraneo y vacaciones, con servicio de hostatgeria los fines de semana, periodos de vacaciones y días festivos. Se deshace el camino ascendiendo por la pista hasta situarse de nuevo sobre el trazado de la Vía y se continúa itinerario abajo (SE). Más adelante, hay un túnel enrunat que hay que bordear por una pista abierta al lado izquierdo. El valle del Canaletes se va ensanchando y el paisaje cambia.
  • 24,42 km (101 m). Después de superar siete túneles más desde el balneario de la Fontcalda, se accede a la antigua estación de tren del Pinell de Brai. El pueblo queda a 6 km de la estación por la carretera N-230. En caso de partir el itinerario en dos etapas, este es el punto más muy situado para la recogida de los ciclistas. La Vía va girando al SE y se encara decididamente hacia el Ebro.
  • 27,12 km (60 m). Se cruza el Canaletes por el puente de la Riberola y se entra a la comarca del Baix Ebre. Los túneles se suceden con gran rapidez; son 13 después de la estación del Pinell y el total en suma 35. El itinerario desemboca a una cornisa sobre lo ríe Ebro, que discurre lentamente a la otra banda de la carretera C-12, el trazado de la cual, a partir de ahora, se irá entrecruzando con el de la Vía Verde.
  • 34,49 km (22 m). Se pasa el último túnel del recorrido (el que hace cuarenta y uno!) y se es ante el Assut de Xerta, una espectacular presa de origen árabe que alimenta los canales derecho e izquierdo del Ebro. Construida en diagonal al curso del río, mide 310 m de cabo a rabo. Restaurada el 1149 por Ramon Berenguer IV después de la conquista de Tortosa, no se acabó del todo hasta el 1411. Un moderno yunque a la banda derecha de la obra magna permite el paso de las embarcaciones que navegan por el río.
  • 36,62 km (16 m). Se llega a la estación de Xerta. Situada en el centro de un gran meandro del río, la población de Xerta ha sido uno de los pasos tradicionales del Ebro para los llaguts y barcas. Conserva un casco antiguo de factura popular con una sencilla iglesia barroca. Provisionalmente, el curso de la Vía Verde ha sido cortado por la circunvalación de la carretera C-12. Por lo tanto, el paso se tiene que buscar por el interior de la villa bajando desde la estación por la avenida del mismo nombre, siguiendo recto por la calle del Calvario, girando a la derecha por el de Santo Martí y, poco después, a la izquierda por el de Santiago Rusiñol hasta la plaza Mayor, donde hay la iglesia. Enfrente, a la banda del sur, la calle de Tortosa conduce a un camino que discurre borde el canal.
  • 38,02 km (10 m). Al llegar justo ante una área de ocio con barbacoas, se gira a la derecha (O), se atraviesa la carretera C-12 por debajo y, a la otra banda, se asciende hacia la izquierda (SE) hasta atènyer de nuevo el trazado de la Vía Verde. El itinerario discurre ahora plácidamente entre huertos y árboles de cultivo siguiendo largos tramos rectilíneos. Se pasa la población de Aldover (40,45 km, 14 m) y, 4 km más abajo, se cruza nuevamente la carretera C-12 por debajo.
  • 46,33 km (17 m). Ya a la vista de Tortosa y a la otra banda de la carretera de Cuatro Caminos, hay el área de recreo del Arrabal de Jesús, último lugar de descanso antes de entrar al casco urbano de Roquetes y de Tortosa. La Vía, después de atravesar la primera de estas poblaciones, ya por calles transitadas, describe una amplia curva, se encara en Tortosa y muere en el polígono industrial del barrio de las Ferreries.
  • 49,28 km (8 m). Barrio de las Ferreries de Tortosa. Fin del recorrido.
  • Para entrar en Tortosa, hay que bajar por la calle a la derecha, cruzar la C-12 por la girola (atención a la circulación!) y, ya en pleno barrio de las Ferreries, tomar, a la otra banda de la carretera, la calle Amposta en dirección al río y girar a la izquierda por el de Largo de San Vicente hasta el nivel del puente del Estado, que conduce al casco urbano de la capital de las Tierras del Ebro. Hay que informarse sobre la notable oferta patrimonial y cultural de Tortosa.

Notas

La línea de autobuses Tortosa-Arnes-Beseit facilita el regreso en su punto de origen de los conductores que tengan que recoger los vehículos. Los túneles largos disponen de un sistema automático de iluminación. El estado incierto de algunos de estos equipamientos obliga a disponer de sistemas de alumbrado a las bicicletas, de lotes o de frontales. Sin este requisito, la travesía de los túneles se hace inacabable por lenta. Antes de salir, pues, hay que informarse del estado de la Vía.

Más información

Castell de la Suda a Tortosa. FOTO: Catalunya - Palau Robert

Castillo de la Suda en Tortosa. FOTO: Cataluña - Palau Robert

CONSEJOS

• Respetar siempre el entorno

Un papel tirado en la montaña tardará unos tres meses a biodegradar-se, una lata unos 10 años, los plásticos entre 100 y 1.000 años, y el vidrio unos 4.000 años. Por lo tanto, endú-té tu basura en casa y no tires nunca nada, la natura no quiere ningún residuo tuyo!

• Planificar la salida

Prepara la excursión, documéntate e infórmate. Ah!, y antes de hacer la salida, comunica tus intenciones a algún conocido o familiar, de este modo hay alguien que sabe tu recorrido.

• Ir con compañía

 

Siempre es más recomendable ir de excursión acompañado para no sufrir un accidente solo y tener apoyo. Entre la pandilla, hace falta que adaptáis la salida a vuestras posibilidades.

• La meteorología

Antes de salir, infórmate del tiempo, a Internet encontrarás muchos webs; te recomendamos http://meteomuntanya.cat

• El mapa y la brújula

Sí, hoy en día los aparatos son muy avanzados, pero el mapa y la brújula de toda la vida no te dejarán en la estacada por motivos de baterías...

• El material

Equípate adecuadamente, según el clima y las condiciones, pero sobre todo no olvides llevar agua, un impermeable, un pequeño botiquín, una manta térmica por si acaso y unos calcetines de repuesto.

• Convivir y disfrutar

Recuerda que la natura es un sistema ecológico que no ha desequilibrarse con tu visita, por lo tanto, no malogres nada y déjala tal como es porque el resto también podamos disfrutar.

Esta ruta y muchas más las encontraréis al fondo de rutas de Palau Robert a wikiloc.

 
Destacamos