Paisajes de otoño: Los caminos de ronda de Begur

Borde el mar, los paisajes también cogen una perspectiva muy diferente en otoño

Seguimos descubriendo lugares con encanto durante el otoño en Cataluña, para poderlos visitar si forman parte de nuestro municipio de residencia, o tomar nota por cuando se levanten las restricciones de movimiento decretadas para parar la expansión de la Covid-19. Hoy viajamos hasta la costa, puesto que el mar y su entorno también adquieren una dimensión muy bonita durante estos meses.

Descubrimos hoy los caminos de ronda de Begur, un espacio donde disfrutar de la calma y de unas vistas espectaculares a las calas de la zona. Todo ello con un recorrido bastante asequible que transcurrir entre pinos, matorrales y rocas.

Los caminos de ronda son caminos que bordean la costa y que han tenido diferentes usos a lo largo de la historia, desde acceder a las calas en caso de naufragio, hasta el contrabando durante la posguerra. Caminos llenos de historia que, hoy en día, ofrecen un espacio donde pasear y que sirven para acceder a las calas más escondidas.

En Begur se puede disfrutar de 3 tramos de camino de ronda diferentes. Hay el Camino de Ronda Norte, de 1,6 km de longitud, de dificultad baja y que enlaza la playa de Sa Riera con la Playa del Racó. También hay el Camino de Ronda Este que, con 1,5 km de longitud y dificultad baja, enlaza las calas de Sa Tuna y Aiguafreda. Y finalmente, el Camino de Ronda Sur, que enlaza las paradisíaques playas de Aiguablava, Fornells y Playa Fonda, con 2,5 km de longitud, y de dificultad mediana.

 

Ya lo sabéis, un espacio donde disfrutar del mar de manera diferente en otoño, respetando siempre el entorno, y teniendo en cuenta las restricciones vigentes para parar el coronavirus.

Més informació
 
Destacamos