Camí de Ronda: De Cap Sa Sal a Cala s'Eixugador

La de hoy no será una ruta muy exigente, pero sí que encontraremos escalas que nos ayudarán a tener las piernas con un buen tono muscular

La ruta que os propongo hoy no es una ruta planera. De hecho, Begur no se caracteriza para ser un lugar planer, al contrario. Ya hace unos cuántos años que la Agrupación Excursionista de los Perduts de Begur, han sacado provecho de su orografía y han creado una marcha llamada Puja i Baixa, que no deja de ser un trencacames delicioso recorriendo todas las calas que comprenden la escarpat macizo de Begur. Dicen que para disfrutar se tiene que sufrir.

La de hoy no será una ruta muy exigente, pero sí que encontraremos escalas que nos ayudarán a tener las piernas con un buen tono muscular, y el baño - al largo o al final de la ruta - nos vendrá mucho gusto.

Hay que decir que podemos bañarnos en cualquier punto de la ruta, puesto que aparte de las calas preciosas que encontramos a lo largo del camino cómo Aiguafreda, Sa Tuna o s'Eixugador, el camino de ronda nos brinda la oportunidad de bajar por varias escaletes que nos llevan a raconets fantásticos y íntimos que con un saltiró ya somos al agua.

L'Hotel de luxe Cap sa Sal va ser un hotel de referència en els anys 1960-70. FOTO: Sandra Bisbe

El Hotel de lujo Ninguna sano Sal fue un hotel de referencia en los años 1960-70. FOTO: Sandra Bisbe

La ruta empieza a Cap sa Sal, donde hay un pequeño aparcamiento gratuito que, si vais de buena mañana, encontraréis plaza con facilidad. Si decidís escorçar la ruta o empezarla en otro punto, haceros saber que el aparcamiento a Aiguafreda o a Sano Tuna es de 3€ al día.

Un golpe dejado nuestro vehículo a Cap sa Sal, bajaremos por unas escalas marcadas con el GR-92 que nos llevan directamente ante mar. A la izquierda se levanta imponente el mítico edificio del Cap sa Sal, antiguo hotel de lujo de los años 60 y 70 que acogió lo mejor de lo mejor del panorama nacional e internacional del momento.

El camí de ronda està molt ben acondicionats. Font: Sandra Bisbe

El camino de ronda está muy bien acondicionats. Fuente: Sandra Bisbe

Iremos resiguiendo la costa contemplando la forma allargassada del cabo de la Punta des Plom , hasta llegar a la cala de Aiguafreda. Aquí no encontraréis ni un gramo de arena para posar la toalla, pero en cambio encontraréis un pequeño muelle con una escaleta que mujer acceso en el agua. La cala toda rodeada de rocas y pinos es muy tranquila, y dispone de una pequeña de área de picnic perfectamente ombradissa.

Cala d'Aiguafreda. Font: Sandra Bisbe

Cala de Aiguafreda. Fuente: Sandra Bisbe

Seguiremos por el camino de ronda que resigue el litoral y que nos lleva en poco menos de 20 minutos hasta la cala de Sa  Tuna. La llegada a sa Tuna es absolutamente encantadora. Para acceder en la playa tenemos que atravesar un pequeño laberinto de callejones encalados de casas preciosas que se llenan de plantas y flores, aconteciendo un estallido de colores que te hacen retardar el paso. Aconsejo perderse entre todos estos callejones antes de bajar a la cala.

Sa Tuna. Font: Sandra Bisbe

Sano Tuna. Fuente: Sandra Bisbe

Si queréis bañaros a Sa Tuna, solo informaros que hay un control de acceso a la playa hecho por Cruz Roja, y que por lo tanto, si se ha llegado al cupo, os tendréis que esperar que se vacíe un poco.

La ruta sigue hasta S'Eixugador, una caleta pequeñita que depende del temporal tendrá más o menos arena, y que te permite huir un chico de la masificación.

Sa Tuna i els seus racons. Font: Sandra Bisbe

Sano Tuna y sus rincones. Fuente: Sandra Bisbe

Cómo sabéis a Begur se come muy bien, Y a lo largo de toda esta ruta, encontráis toda una retahíla de oferta gastronómica para lamerse los dedos. Esto si, hay que reservar con anel·lació, sobre todo ahora en verano.

Que pasáis muy buen verano!

 
La majoria de restaurants disposen d'una petita terrassa davant de mar. Font: Sandra Bisbe

La mayoría de restaurantes disponen de una pequeña terraza ante mar. Fuente: Sandra Obispo

TOPOGRAFÍA DEL /DEL LUGAR

Cap sa Sal: antiguamente decían "la punta de la Sal", porque el agua que picaba en aquel lugar quedaba embalsada, y al secarse quedaba toda llena de sal.

Ses Vaques: Las islas de ses Vacas era el lugar donde las barcas (las vacas) arrastraban el pez en el arte de buey.

La cueva d'es Capellans: era un lugar que se hacía una balsa donde los frailes se solían bañar porque quedaban escondidos de las miradas furtivas.

La punta d'es Plom: es un cabo que se allargassa hasta que cae a plomo.

www.sandrabisbe.cat

Cala s'Eixugador. Font: Turisme Begur

Cala se Eixugador. Fuente: Turismo Begur

 

 
Destacamos