13 de agosto: La Gestapo detuvo a Lluís Companys

El 15 de octubre de 1940 fue fusilado a las seis y media de la madrugada, al cementerio de Santa Eulàlia del castillo de Montjuic

El 123è presidente de la Generalitat de Cataluña, Lluís Companys, fue detenido por la policía secreta alemana el 13 de agosto de 1940.

El año 1939, a finales de la guerra civil española y cuando las fuerzas franquistas estaban a punto de entrar a Barcelona, Companys huyó con otros miembros del Gobierno hacia el norte del país. Se exilió en Perpiñán y finalmente en París, para trabajar en la representación de la Generalitat en el exilio.

 

Acabó a La Baule-las-Pinos (Bretaña), donde se quedó a pesar del peligro que corría, para no perder el contacto con su hijo Lluís, que sufría una grave enfermedad mental.

El 13 de agosto de 1940 fue detenido, junto con su sobrino Francesc Ballester, a La Baule-las-Pinos por la Gestapo, por orden de las autoridades españolas con colaboración de miembros de la embajada española en Francia.

 

Companys fue traído primero en Madrid, donde se le abrieron diligencias para "ser el Presidente de la Generalitat, ministro de la República y responsable de los hechos realizados en Cataluña". Después de varios interrogatorios, el 3 de octubre fue trasladado al Castillo de Montjuic en Barcelona para hacerle un consejo de guerra sumaríssim sin garantías procesales y, como se ha demostrado posteriormente, de forma ilegal. En el consejo de guerra contó con un abogado defensor militar, en Ramón de Colubí, un joven que, a pesar de no conseguir su exculpación, va empatitzar con Companys.

El 15 de octubre de 1940 fue fusilado a las seis y media de la madrugada, al cementerio de Santa Eulàlia del castillo de Montjuic. Tenía 58 años. El último que llamó fue "Por Cataluña!".

 
Destacamos