Palillos de berenjena al horno

La berenjena es un producto de temporada al mes de junio sin grasa y rico en agua

Ha llegado el mes de junio , el verano ya truca a la puerta, y esto ya se nota, también a la cocina! Y es que el buen tiempo trae a nuestras mesas productos de temporada llenos de color. Y es que la llegada del verano hace que los huertos desprendan su máximo esplendor.

Tomates, pepinos, judías tiernas, berenjenas y lechugas de todo tipo son algunos de los productos que podremos degustar en su mejor momento a partir de este mes de junio, y durante julio y el agosto.

 

Y si hablamos de fruta, este es un buen momento para disfrutar de los melocotones, las nectarines, las peras de verano, los melones y las sandías. Algunas más tempranas, y otros más tardías, pero todas ellas buenísimas!

Para ir tirando boca y cogiendo ideas de recetas con los productos propios de estos meses, hoy os proponemos una buenísima receta a base de berenjena. Un producto que es agua en un 92%, que tiene un bajo contenido en proteínas e hidratos de carbono, y ninguna grasa. Además, la berenjena es estimuladora de la función del hígado y la vesícula, y contiene potentes antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento, el riesgo cardiovascular y las enfermedades degenerativas.

 

Preparamos palillos de berenjena al horno.

INGREDIENTES:

  • 1 berenjena
  • Harina de garbanzo
  • Queso parmesà en polvo
  • Pan tachado
  • 6 cucharadas de agua
  • Sal y pimienta
  • Ajo en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Allioli, quètxup, miel...

ELABORACIÓN:

  • Cortamos la berenjena en palillos.
  • Mezclamos en un bol una cucharada de harina de garbanzo con 6 cucharadas de agua hasta conseguir una crema homogénea.
  • Mojamos los palillos en esta mezcla, y añadimos ajo en polvo y queso parmesà tachado.
  • Lo salpimentamos, y pasamos cada palillo por el pan tachado.
  • Vamos poniendo los palillos en una bandeja para horno cubierta con papel vegetal y un poco de aceite.
  • Ponemos la bandeja al horno, y lo cocemos unos 30 minutos a 180 grados. Cuando hayan pasado 15 minutos, damos la vuelta a los palillos porque se cuezan por los dos lados.
  • Y ya están a punto para servir con la salsa para mojar que más os guste!
 
Destacamos