La gastronomía de les Borges Blanques me gusta

El pan de riñón o las orejas son las propuestas que se pueden descubrir

 

Para entender la cocina que se ofrece en les Borges Blanques hay que enmarcarla en la gastronomía de la comarca de las Garrigues. Una cocina basada enel aceite de oliva virgen extra que se elabora y que es el gran protagonista de buena parte de los platos que se sirven.

 

 

Entre los productos típicos destacan las almendras, la fruta dulce y la miel, que también acontecen ingredientes fundamentales a mesa, así como las olivas arbequines, que son un aperitivo muy apreciado no solamente en la zona, sino al conjunto de Cataluña.

 

 

La gastronomía de las Garrigues es muy rica, basada en los platos típicos de la vida del campo, como son la olla mezclada, las habas y los caracoles hervidos con allioli, además de la multitud de ensaladas preparadas con los productos de la tierra y aliñados con aceite de oliva. Tampoco faltan la morcilla negra, el tocino con judías o el escudilla, así como los caracoles a la lata.

 

 

 

Uno de los productos característicos de les Borges Blanques es el pan de riñón. Un pan artesanal que se elabora a mano con un tipo especial de harina, sal, agua y levadura, y sin ningún aditivo. Esto hace que aguante hasta ocho días sin perder ninguna propiedad.

 

 

En cuanto a los postres, son típicas las orelletes. Se elaboraban por fiesta mayor a los hogares, y la tradición todavía perdura, pudiéndolas encontrar en los diferentes hornos de la zona.

 
Destacamos