"Regalan" una casa en un municipio de la Segarra al primero que se empadrone

El objetivo de la iniciativa es hacer crecer el censo de la villa de Biosca

El ayuntamiento de Biosca , municipio de la Segarra, "regala" una casa a quien se empadrone a la villa. Una iniciativa, que el consistorio anuncia en su página web, que tiene por objetivo "hacer crecer el censo de Biosca, cada vez más bajo y con la población más envejecida". Una situación, apuntan, "contra la que se lucha desde hace tiempo pero que no acaba de encontrar solución".

Así, el alcalde de Biosca y a la vegada propietario de un hogar para restaurar íntegramente, ofrece esta vivienda de forma gratuita a aquel quien se empadrone y se comprometa a vivir al municipio. Se trata de una casa con la estructura hecha (tejado y techos), pero con los interiores todavía para construir. Una inversión que iría a cargo del nuevo vecino de Biosca, siendo este el principal pacto del contrato.

Para saber más información sobre esta oferta y tratar con el alcalde y propietario de la casa, podéis trucar o escribir por whatsapp al teléfono 660.293.510, pidiendo por Josep.

 

Casa Biosca

Casa Biosca

Saber más sobre Biosca

El municipio de Biosca se encuentra en la comarca de la Segarra, en el centro del extremo norte, limitando con Sanaüja a ponente, con Pinell de Solsonès al norte, con Torà a levante, y con Massoteres al sur. Situado a 455 metros sobre el nivel del mar, según el censo municipal del 2019 hay empadronadas actualmente 176 personas.

El pueblo de Biosca está situado al pie de un pequeño cerro a la derecha de la riera del mismo nombre. Al entrar, nos encontramos un arrabal y, después de pasar el puente, se entra al núcleo que restaba cerrado con las murallas que bajaban del castillo.

 

La plaza de la Iglesia es cercada de callejones con lugares cubiertos con vuelta sobre las casas que conservan la fisionomía medieval. La iglesia de Santa Maria, como la antigua iglesia del castillo, es de factura neoclásica, al dintel de la portalada lleva en 1859.

El castillo de Biosca, del cual todavía perviven restos de muros y una torre redonda central, es emplazado en lo alto del pueblo, sobre una roca. Borde suyo hay la antigua capilla del castillo, románica, que era dedicada en Santa Maria y posteriormente a Santo Abdon y Santo Senén. Conserva la vuelta y a la obra primitiva, probablemente del siglo XII, se añadieron unas capillas góticas a mediodía.

 
Destacamos