Los caminos del catalán no son inescrutables

Política Lingüística pone en marcha una iniciativa que tiene por objetivo favorecer la creación y la difusión de rutas sobre el catalán en todo los Países Catalanes

Conoces bien el catalán? De donde vienen los diferentes dialectos? Cuántos autores han aprovechado los paisajes de los Países Catalanes para escribir versos que a todos nos fascinan? Y, cuáles son los caminos que resigue la lengua catalana? Si tienes estas inquietudes, o tienes curiosidad para ir más allá para entender, conocer y estimar la lengua catalana, este es tu rincón. La Dirección general de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña ha puesto en marcha una iniciativa que tiene por objetivo favorecer la creación y la difusión de rutas sobre el catalán en todo el territorio y, precisamente por eso, también quiere (re)impulsar los itinerarios ya existentes surgidos de la sociedad civil como lo son las rutas Pompeu Fabra y la de ruta de las Homilías de Organyà.

Recorrer un lugar a través de la mirada de un escritor y de sus protagonistas, de sus emociones y sus experiencias, respirar su ambiente años después e imaginárselo en su momento son sólo algunas de las experiencias de las cuales podrá disfrutar cualquier persona que haga las rutas propuestas. Pero empezamos por el principio. Cómo surgen y qué son exactamente los Caminos del catalán? Tal y cómo explica Política Lingüística, se trata de "caminos de interés tanto para aquellas personas que quieren profundizar en el conocimiento y el aprecio de la lengua como para aquellas otras que quieren descubrirla porque empiezan a hablarla" y, por lo tanto, "son rutas para conocer y estimar la lengua catalana en su contexto territorial: los hablantes, las figuras ilustres que la han hecho crecer y la han mejorado, y la petja que la lengua deja en el país en forma de topónimos, las variedades dialectales".

A pesar de que es cierto que ya hay diversas de rutas vinculadas a diferentes autores, también lo es que todavía hay muchas que quieren ser descubiertas. Precisamente por eso, la Dirección general de Política Lingüística abre un nuevo mundo a toda la ciudadanía y lo anima a hacer propuestas sobre nuevos Caminos del catalán. De este modo, cualquier persona, colectivo o entidad puede presentar sus ideas llenando un formulario, pero, eso sí, tienen que incluir los objetivos de la ruta, la descripción, la relación de puntos de interés, un mapa y una geolocalització mediante sistemas GPX o KML. Además, apuntan, a estas propuestas se pueden vincular instituciones públicas o establecimientos privados que, alrededor de la ruta, ofrezcan servicios, iniciativas, contenidos o alojamiento, pero, eso sí, sólo pueden hacerlo de manera complementaria.

Los Caminos del catalán son rutas para "conocer y estimar la lengua catalana en su contexto territorial: los hablantes, las figuras ilustres que la han hecho crecer y la han mejorado, y la petja que la lengua deja en el país"

 

Cuando la Dirección general de Política Lingüística recibe las propuestas, y después de evaluarlas, puede aprobarlas directamente, rechazarlas o hacer sugerencias de mejora y, en este caso, las propuestas son evaluadas de nuevo. Un golpe Política Lingüística da luz verde a una propuesta, las nuevas rutas se incorporan al web Lengua catalana y se hace difusión mediante redes sociales y otros sistemas de difusión y actividades promocionales. Y no sólo esto. Las nuevas rutas también se añaden a los recursos didácticos para aprendices de catalán y se difunden entre el alumnado del Consorcio para la Normalización Lingüística, el Voluntariado por la lengua y los centros educativos.

La primera ruta gestionada por la Dirección general de Política Lingüística es la de las Homilías de Organyà, nacida de una iniciativa de los Amigos de las Homilías. Las rutas Pompeu Fabra y la ruta del Diccionario catalán-valenciano-balear también se incluyen y ofrecen muchas historias a explicar y mucha historia para descubrir.

Pero todos estos caminos -y los que vendrán- ya dan por otro capítulo. Porque los Caminos del catalán no son inescrutables, pero todavía hay mucho terreno para descubrir y para pisar. Y tú, te apuntas a conocer los Caminos del catalán?

 
Destacamos