Liberado un nuevo ejemplar de trencalòs en el Parque Natural dels Ports

Se está reintroduint la especie en la zona, donde se extinguió hace medio siglo

Este mes de marzo, el día 16, se ha liberado al macizo de los Ports de Tortosa-Beseit un nuevo ejemplar de trencalòs en el marco del proyecto para devolver esta especie a la zona, de donde se extinguió hace medio siglo, aproximadamente. El ejemplar liberado en esta ocasión es un trencalòs sanado a Torreferrussa , y es el 13è ejemplar que se reintrodueix al macizo.

Bautizado con el nombre de 'Setcases', el animal se liberó en el Parque Natural de la Tinença de Benifassà, la parte valenciana del macizo de los Puertos. Un ejemplar que ingresó el agosto pasado en el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Torreferrussa, después de encontrarlo en Setcases (Ripollès) con una fractura del radio del ala derecha y con muy poco peso.

El animal va equipado con un emisor GPS con el cual se seguirán sus movimientos y se comprobará si se adapta al medio, o vuelve a los Pirineo. Igualmente, para facilitarle la adaptación, el Parque Natural de los Ports mantiene dos puntos de alimentación suplementaria (PAS), en Tortosa y Horta de Sant Joan (Terra Alta), donde cada semana se deposita carne y huesos. Dos puntos que forman parte de una red, con siete PAS más al País Valenciano y el Aragón, que cubre el ámbito objetivo de reintroducción del trencalòs al macizo.

El trencalòs o crebalòs es una de las cuatro especies de buitres que viven en Europa, una de las aves europeas más grandes y la única que se alimenta de huesos. A principios del siglo XX, vivía a los Puertos y a los principales macizos de la Península. Pero la situación de la especie pasó a ser crítica en 80 cuando, en Cataluña, solamente quedaban cinco o seis parejas al Pirineu occidental.

 

Actualmente, está volviendo a tener presencia al territorio, con 45 ejemplares, especialmente al Pirineu y Prepirineo.

El proyecto para devolver el trencalòs se inició el 2018. participa la Generalitat de Cataluña, la Generalitat Valenciana y el Gobierno de Aragón, así como la Vulture Conservation Foundation y el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

 
Destacamos