Bagà, una villa medieval

Recorrer las calles de Bagà es adentrarse de pleno a la esencia de la vida a la Edad Mediana

Por los apasionados de la historia, en general, y de la época medieval, en concreto, Bagà es parada obligatoria. Este pueblo del Alt Berguedà podría ser el decorado de cualquier película o serie ambientada enla Edad Mediana y ni siquiera se tendría que maquillar, pues, hoy en día, conserva de manera espectacular toda la esencia de aquella época pretérita.

Mira las mejores imágenes del Bagà medieval.

Pujada al Palau dels Barons de Pinós. FOTO: Anna E. Puig

Subida al Palacio de los Barones de Pinós. FOTO: Anna E. Puig

A pesar de que probablemente ya existía con anterioridad, la carta de Franquezas y Privilegios de Bagà nos indica que la villa fue fundada en 1233 por los Barones de Pinós y conserva, todavía ahora, su esplendor y encanto. Bagà preserva intacta la estructura urbana medieval tal como fue diseñada por su barón, Galceran de Pinós, y el cierto es que la riqueza arquitectónica del municipio se palpa a todos y cada uno de los rincones del centro histórico, desde los más populares a los más escondidos. Pasear por Bagà es trasladarse de pleno al s. XIII.

Si empezamos el paseo atravesando el Puente de laVilla , enseguida nos daremos cuenta que estamos a punto de hacer un viaje único y es que este puente románico construido sobre el río Bastareny, compuesto por dos arcadas desiguales y con una singular capelleta, ya nos vaticina que el qué encontraremos al casco antiguo de Bagà no nos dejará indiferentes.

El Pont de la Vila, d'origen romànic. FOTO: Anna E. Puig

El Puente de la Villa, de origen romànic. FOTO: Anna E. Puig

 

Acabado de cruzar el puente, frontal y majestuosa, encontramos la Iglesia parroquial de SantoEsteve , otro símbolo de la villa de Bagà. Este impresionante templo, construido a caballo de los s. XIV y XV, nos cautiva por la belleza de su portalada, uno de los ejemplos más importantes de la presencia del arte gótico a la comarca del Berguedano.

Des del Pont de la Vila podem observar l'Església de Sant Esteve. FOTO: Anna E. Puig

Desde el Puente de la Villa podemos observar la Església de Santo Esteve. FOTO: Anna E. Puig

Ensartando calles arriba, paseando por el casco antiguo, entre adoquines y calles estrechas, reviviendo la historia de todo un país, de leyendas y de héroes, topamos de frente con la espectacularidad de la Plaza Galceran de Pinós, también conocida como Plaza Soportal. Esta plaza, símbolo medieval y punto neurálgico del pueblo, acoge todas las celebraciones de la villa, destacando una por encima de las otras: la Fía-Faia. Un auténtico espectáculo que se celebra cada atardecer del 24 de diciembre. Una tradición centenaria que, junto con las otras fallas de los Pirineos, fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2015.

Una estàtua de Galceran de Pinós presideix la Plaça Porxada de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

Una estàtua de Galceran de Pinós preside la Plazco̧a Soportal de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

 

A tocar de la plaza principal, otra joya: la Torre de la Portella, uno de los símbolos más de Bagà, resto de la muralla medieval de la villa. Es pasar por debajo el arco de esta torre de vigilancia y saberse un caballero medieval ensartado encima de un caballo, llegando triunfal de cualquier gesta... Pero bien, dejamos de soñar y seguimos tocando de pies a tierra para ir a otro lugar emblemático.

La Torre de la Portella conserva la muralla medieval de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

La Torre de la Portella conserva la muralla medieval de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

Situado en lo alto de la villa, uno de los puntos de gran interés es el Palacio de los Barones de Pinós, el que fue casa de nobles y señores de la Edad Mediana, alberga actualmente la Oficina de Turismo de Bagà y el Centro Medieval y de los Cátaros, un auténtico tesoro arquitectónico en el interior del cual se puede conocer al por menor la vida medieval y la influencia de los cátaros en esta zona del Alto Berguedano.

El Palau dels Pinós, actualment acull el Centre Medieval i dels Càtars. FOTO: Anna E. Puig

El Palacio de los Pinós, actualmente acoge el Centro Medieval y de los Caǹtarso. FOTO: Anna E. Puig

Bagà no ha olvidado ni ha menystingut nunca sus orígenes, sus tiempos de esplendor, quizás, por eso, perderse por sus callejones, encantarse a mirar los detalles de las fachadas o notar las piedras al pasear nos evoca de pleno a la Edad Mediana y, para acabarnos de adentrar, cada año organizan las Fiestas de la Baronía de Pinós, un acontecimiento imprescindible por todos los fans de las historias de nobles y caballeros, de doncellas y de artesanos, con muestras gastronómicas, actos lúdicos y culturales, muestra de profesiones y representaciones teatrales que nos harán revivir, tal como si nos encontráramos de verdad, los mejores años de la capital histórica del Alto Berguedano.

Carrers del municipi de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

Calles del municipio de Bagà. FOTO: Anna E. Puig

 

 
Destacamos