Por qué comemos la mona de Pascua?

La tradición manda que los padrinos las regalen a sus ahijados

Estos días son días los pasteles de chocolate, de huevos de colores y figuras imposibles de hacer de chocolate, y como no puede ser de otra manera, de la tradicional mona de Pascua . Y es que este lunes, 5 de abril, es Lunes de Pascua, y la tradición hace que los escaparates de panaderías y pastelerías se llenen de este dulce tradicional de estas fiestas.

Unos postres muy variados y elaboradas para todos los gustos que tienen un origen bastante antiguo ligado al cristianismo. Hablamos de la mona de Pascua tradicional, este es un dulce que se consume coincidiendo con el final de la Cuaresma, un periodo en el cual, tradicionalmente, se llevaba a cabo ayuno y abstinencia de un buen número de alimentos. Y es que la tradicional Mona de Pascua recibe el nombre del término árabe "munna" que significaba "provisión de la boca".

Qué dice la tradición?

La tradición marcaba que el padrino de bautizo o abuelo regalaba a su ahijado/a o limpio/a una coca como símbolo de protección. Esta traía tantos huevos duros como años tenía este y la edad máxima era a los 12 años. La entrega de la Mona se hacía Domingo de Resurrección, en principio después de misa, a pesar de que actualmente no siempre se va a misa y, el Lunes de Pascua se reunían todos para comerla. Una vez hecha la comunión, el niño dejaba de recibir la Mona.

Mona de Pasqua tradicional

Mona de Pascua tradicional

 

Y qué es su historia?

Aunque el ingrediente protagonista de la Mona de Pascua es el chocolate, las primeras mones que aparecieron, en Aragón, en Cataluña y a otras regiones, fueron trabajadas con demasiado de pan común, para posteriormente pasar a la demasiada de bizcocho y huevos duros, símbolo de fertilidad al mundo pagano. Más tarde se añadiría el chocolate que entró a Europa procedente de América por Barcelona.

Fue a finales del siglo XIX cuando apareció en Francia la costumbre de hacer piezas de chocolate en forma de huevo.

Sea como fuere, la mona tradicional en Cataluña tiene forma de tortell, rellenada de mazapán, cabello de ángel o chocolate, y guarnida con huevos y azúcar o fideos de chocolate. Si os animáis a hacerla en casa, aquí encontraréis la receta !

Més informació
 
Destacamos