Muere la escritora Isabel-Clara Simó

Autora de una cincuentena de obras literarias, en 2017 recibió el premio de Honor de las Letras Catalanas

La escritora Isabel-Clara Simó ha muerto este lunes, 13 de enero, a los 76 años, según ha confirmado el ACN. Nacida en Alcoi el 1943, Clara Simó ha sido una de las figuras más prolíficas y populares de la literatura en catalán, con una cincuentena larga de obras principalmente de narrativa pero también poesía, teatro, ensayo y guiones televisivos. Es cuando miro que veo claro (1979), Historias perversas (1992, premio Crítica Sierra de Oro), La salvaje (1993, Premio Sant Jordi) Mujeres (1997) o Amor mía (2010, Premio Joanot Martorell) son algunas de sus novelas más celebradas.

Reconocida con un amplio abanico de premios literarios, el 1999 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Cruz de Sant Jordi y el 2017 vio reconocida su trayectoria con el premio de Honor de las Letras Catalanas.

 

Isabel-Clara Simó se licenció en Filosofía en la Universitat de València y, a finales de los años sesenta, se trasladó a Figueres con su compañero, el periodista Xavier Dalfó, para instalarse más tarde y de forma definitiva en Barcelona.

La escritora dirigió durante once años el semanario 'Canigó' (anteriormente una publicación mensual fundada el 1968 por su marido y desde la cual desafiaron la censura al catalán). Ejerció de profesora de instituto (en Buñol, Figueres y Barcelona) y durante cuatro años a la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), periodo en qué doctoró en Filología Románica.

 

Integrando de la Asociación de Escritores en Lengua Catalana, ocupó el cargo de vicepresidenta al Principado durante el periodo 1985-1988. El 1996 fue nombrada delegada del Libro del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, en la etapa que este organismo pasó a formar parte de la Institución de las Letras Catalanas (IEC), cargo que ejerce hasta el 1998 (la misma institución la nombró decana en 2016).

Premios literarios

El año 1999 la Generalitat le concedió la Cruz de Sant Jordi. El 2013 es nombrada hija predilecta y reconocida con la medalla de Oro de su ciudad natal, Alcoi, y también recibe el premio Jaume Fuster de los Escritores en Lengua Catalana, otorgado por votación directa del colectivo de escritores.

 
Destacamos