Cómo evitar el sufrimiento de los perros con los petardos de San Juan

La noche más mágica del año puede suponer un problema para nuestros animales

Ya falta poco para la celebración de la noche más mágica del año, la de San Juan, y si bien esta noche es una noche cargada de magia en todo Cataluña, también es una noche en la cual los petardos son grandes protagonistas. Unos petardos que, para muchos, son señal de alegría, pero que pueden ser una verdadera pesadilla para nuestros perros, puesto que muchos de ellos tienen auténtica fobia a los ruidos fuertes.

Para intentar minimizar el sufrimiento de los perros, los veterinarios hacen una serie de recomendaciones que hay que seguir.

 

Recomendaciones:

  • Consultar al veterinario, como mínimo, una semana antes. Hay perros que necesitan tratamiento previo, para no llegar a la verbena con una sobreexcitación.
  • Tratar el perro con ansiolítics naturales, y si es necesario, con fármacos también ansiolítics el mismo día de la verbena. Siempre bajo prescripción del veterinario.
  • Es muy importante el manejo. No se le tiene que hacer caso al perro, ignorando su comportamiento cuando está nervioso, o cuando se quiere esconder.
  • No premiar el perro. Si intentamos calmarlo, el que estamos haciendo es potenciar su comportamiento.
  • Hay que premiarlo cuando el perro ya está tranquilo. Así verá que aquel es el comportamiento natural que esperamos de él.
  • En casa, tenemos que prepararle una madriguera. Se tiene que hacer unos días antes, porque tenga tiempos de habituarse. Puede ser uno transporté, una caja de cartón, o quizás bajo la cama, si él ha escogido este espacio. Cubrir la madriguera con una manta para minimizar el ruido.
  • Cerrar ventanas y persianas. Así aislamos el ruido exterior.
  • Posar música clásica ayuda a controlar la ansiedad del perro.
  • Es importante que no tengan nunca la puerta cerrada, para poder huir si en algún momento quiere hacerlo. No cerrar el perro en una habitación.
  • La figura del propietario es básica. Para ellos es la base segura. Si el propietario está tranquilo, y se la ayuda a esconderse, se sentirá más tranquilo.
Més informació
 
Destacamos